Situado en la Costa del Sol, en la provincia de Málaga, Estepona es uno de los destinos turísticos más visitados de la zona. Su particular encanto y atractivo radica en su personalidad antagónica. Dos caras opuestas que conviven y se entrelazan: la herencia y tradición pesquera por un lado y el lujo de exclusivos complejos residenciales y urbanizaciones por el otro. Un clima espléndido, largas playas bañadas por el mar de Alborán, maravillosas rutas y senderos de costa, miles de geranios o retazos de poesía escondidos componen algunas de las 12 razones por las que vivir en Estepona, y que desde Gilmar queremos compartir contigo. 

1. Un centro histórico pintoresco

Si de algo puede presumir Estepona es de poseer uno de los cascos urbanos más bonitos de Andalucía. Un asombroso laberinto de casas blancas salpicadas de color con miles de macetas de coloridas plantas – sobre todo geranios – que decoran las paredes, los balcones y las aceras de sus calles y plazas, y transforman este lienzo en blanco en un cautivador escenario floral. De ahí que Estepona sea también conocida como “El jardín de la Costa del Sol”. De visita obligada en el centro son la plaza de las Flores, la Iglesia de Santa María de los Remedios, la Torre del Reloj o el Castillo de San Luís. 

Centro histórico de Estepona

2. Kilómetros y kilómetros de playa

Concretamente 21 km en total, repartidos en 17 playas cuidadas y equipadas con todos los servicios. Entre las que destacamos la playa de la Rada, una de las más turísticas, con más de 2 km de largo y una de las más frecuentadas, en parte gracias a su cercanía a las calles más céntricas de la ciudad. Un lujo para los habitantes y visitantes de Estepona, quienes a escasos minutos a pie del centro pueden disfrutar de algunas de sus maravillosas playas de arena fina y dorada. 

3. Un clima envidiable

¡Y qué mejor que disfrutar de estas playas al calor o al abrigo del sol! Estepona presenta un clima muy agradable todo el año: durante la temporada cálida la media es de 27° y, durante la fría, de 19°. Un ambiente espléndido que favorece las actividades al aire libre, los largos paseos por sus playas, terrazas y senderos. 

4. ​​Zonas residenciales tranquilas y exclusivas

La línea costera que discurre aproximadamente desde San Pedro de Alcántara (Marbella) hasta el este de Estepona es conocida como La Nueva Milla de Oro de la Costa del Sol. Durante las últimas dos décadas ha experimentado un notable desarrollo, sobre todo en la construcción de urbanizaciones y viviendas de lujo. Quienes buscan un lugar exclusivo, tranquilo y con privacidad, encontrarán en Estepona Este un amplio abanico de opciones como la zona de Los Flamingos Golf o urbanizaciones como El Paraíso, Balcón de Benavista o Bel-Air. En Estepona Oeste también se encuentran algunas de las zonas más privilegiadas, con amplias y majestuosas casas, como Estepona Golf o The Edge, un exclusivo complejo residencial de apartamentos y villas diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael de la Hoz. 

5. Calles que recitan poesía

El pintoresco casco urbano de Estepona esconde pequeños tesoros literarios que conforman una ruta muy especial e ilustre: la Ruta de la Poesía. Algunos de sus rincones históricos muestran en sus paredes bonitos azulejos en los que se pueden leer poesías de autores nacionales e internacionales como Antonio Machado, Juan Ramon Jiménez, Rainer Maria Rilke, Shakespeare o Víctor Hugo, entre muchos otros. Una propuesta cultural que hace aún más poética la visita al precioso centro de Estepona, por el que resulta una delicia perderse. 

6. El puerto de Estepona

A los pies del Faro de Punta Doncella y cerca de la plaza de toros se encuentra el puerto. En él pueden verse diferenciadas la zona destinada a puerto deportivo, con yates y lujosas embarcaciones amarradas, y la destinada al puerto pesquero. La lonja, donde se subasta el pescado, está situada a escasos metros.

Puerto de Estepona

7. Su fantástica gastronomía

La privilegiada ubicación costera de Estepona es una de las claves de su riqueza gastronómica, en la que destaca una amplia variedad de platos de pescado y productos del mar, como los espetos de sardinas, las famosas frituras o la ensalada de pulpo. Su cariz más rural también está presente en algunas propuestas culinarias tradicionales, como la sopa campera, el gazpacho o el ajoblanco. En la gran oferta de restauración que se encuentra en el municipio y en sus aledaños pueden degustarse todos estos deliciosos manjares. 

8. El Orquidiario de Estepona

Se trata del mayor orquidiario de Europa y uno de los más importantes del mundo. Se encuentra en el centro de Estepona y cuenta con más de dos mil variedades de orquídeas, así como otras plantas epífitas -aquellas que habitualmente crecen sobre otros vegetales como árboles, y no en el suelo- como son las bromelias, las tillandsias o los helechos epífitos. Un moderno jardín botánico en el que observar algunas de las flores y plantas más bonitas que nos regala la naturaleza. 

Vivir enVivir en...

¿Quieres vivir en Málaga?

Te mostramos nuestros lugares favoritos.

ver más

9. Un paseo marítimo de ensueño

Son muchos los beneficios de pasear al aire libre: mejora el descanso, reduce el nivel de estrés, combate la depresión, aumenta los niveles de vitamina D y de nuestras defensas y un largo etcétera. Estepona ofrece el espacio ideal para disfrutar de largos paseos y caminatas con una compañía y un paisaje de excepción: el mar, la playa y el sol. El Paseo Marítimo es uno de los grandes atractivos de esta localidad. Amplio, de largo recorrido y flanqueado por elegantes y exóticas palmeras, es el lugar perfecto para disfrutar de una agradable caminata en llano, siendo ideal para cualquier edad. 

10. Un paraíso para los amantes del golf (y otros deportes)

Estepona ofrece numerosos campos de golf en los que disfrutar de este deporte, como El Paraíso Golf Club, Valle Romano Golf and Resort, Estepona Golf o Atalaya Golf and Country Club. Campos que son una delicia para los golfistas, tanto por sus instalaciones como por su maravilloso entorno y sus vistas al mar. Quienes buscan otro tipo de actividad deportiva, encontrarán también muchísimas opciones alternativas al aire libre, desde senderismo (incluyendo parte de la Gran Senda de la provincia de Málaga o de la Senda Litoral) hasta rutas en bicicleta, deportes acuáticos o equitación.

Golf de Estepona

11. Escapada a la montaña

Si bien Estepona puede presumir del mar, también puede hacerlo de montaña. A escasos kilómetros se encuentra el Parque Natural Los Reales de Sierra Bermeja. Una zona montañosa con maravillosas rutas y senderos que cautivarán a los amantes de la naturaleza, y que destaca por el color rojizo de su tierra y sus rocas, a las que debe su nombre: “bermeja”, o roja. Entre su maravillosa vegetación destacan los bosques de pinsapares, una de las especies de abetos más antiguas y de una belleza única. 

Comprar viviendas en Estepona

12. Pueblos aledaños increíbles

Muy cerca de Estepona se encuentran, además, algunos de los pueblos más bonitos de la provincia de Málaga: Casares, un pueblecito blanco con un histórico castillo árabe o Genalguacil, en plena Serranía de Ronda, una pequeña joya en medio del bosque. Visita obligada para quienes disfrutan del encanto rural y la riqueza paisajística.  

Como hemos visto, Estepona es mucho más que playa y sol. Cultura, gastronomía, naturaleza, tradición, lujo… En Gilmar sabemos que la Costa del Sol tiene muchísimo que ofrecer y es uno de los mejores lugares del mundo para vivir.