Habitualmente no sabemos cómo sacar partido a un cuarto de baño pequeño, pero en la actualidad son múltiples las opciones que se nos presentan en el mercado para poder sacar partido hasta de los rincones más insospechados. Para poder llevarlo a cabo es fundamental que nos pongamos en manos de expertos profesionales del sector que nos ayudarán a ver huecos y posibilidades donde menos lo hubiéramos imaginado.

El cuarto de baño junto con la zona o cuarto de estudio, es una de las estancias de una vivienda que más reformas sufren a lo largo de su vida útil. Por este motivo es importante que aprovechemos alguna de estas reformas para darle un nuevo aire al baño pequeño y al mismo tiempo comenzar a aprovechar bien todo el espacio. El baño es un espacio que se puede quedar obsoleto en pocos años si no elegimos de forma correcta su decoración y diseño. La otra zona que debe evolucionar con el crecimiento de los niños es el espacio destinado a la lectura y el estudio, ya que debe ir adaptándose a las necesidades académicas y a la situación personal de los miembros de la familia.

GILMAR Soluciones Constructivas,  es el área responsable de las reformas e interiorismo de la compañía y nos va a dar las claves para decorar y diseñar cuartos de baño pequeños. Descubre cuáles son los muebles que mejor pueden encajar en este tipo de estancias, las novedosas soluciones de almacenamiento, la mejor distribución para obtener rendimiento de cada rincón e incluso la importancia del feng shui en la decoración. Veamos a continuación esa serie de consejos para decorar y diseñar baños pequeños, para así sacar el máximo partido a este espacio.

Diseñando el cuarto de baño pequeño

A la hora de diseñar un cuarto de baño pequeño es importante que sigamos una serie de consejos:

  1. Correcta planificación del proyecto 

Es importante que planteemos bien las necesidades reales que tenemos, teniendo en cuenta quién o quiénes son los que van a hacer uso del baño, qué objetos necesitaremos guardar en él, con qué presupuesto contamos, etc. Y para ello hay que elaborar los correspondientes planos con las medidas exactas. Para realizar esta tarea es fundamental contar con un profesional especializado.  

  1. Organización y distribución del cuarto de baño

Deberemos establecer cómo vamos a organizar el espacio, diseñando un baño que sea funcional y que se adapte a nuestras necesidades, siempre teniendo en cuenta su tamaño limitado.

La distribución de un baño pequeño depende de las dimensiones y forma del espacio. Hay que tener en cuenta las distancias mínimas que se necesitan para cada elemento y para disponer de espacio suficiente para movernos. 

Es recomendable alinear todos los elementos como wc, bidé y mueble del lavabo, para aprovechar mejor el espacio. La ducha es conveniente que se sitúe frente al lavabo, y siempre que se pueda, dejar el inodoro en la zona más oculta.

  1. Elección de los materiales

Tanto para pavimentos como para revestimientos deberemos escoger materiales que sean resistentes a la humedad y a los productos de limpieza, como por ejemplo la cerámica y el gres de porcelana. En el diseño de un cuarto de baño pequeño, para escoger el material más adecuado deberemos valorar factores como el precio, la resistencia, la durabilidad, la estética y su aspecto, teniendo en cuenta que no parezcan pesados para aligerar la sensación óptica del espacio.

  1. Correcta iluminación

Con independencia de que dispongamos de luz natural en un baño es esencial contar con una buena iluminación artificial, sobre todo en cuartos de baño pequeños. Una correcta iluminación puede hacer parecer más grande una determinada estancia. Los expertos recomiendan poner luz blanca en baños y cocina y buscar tonos más cálidos o neutros para las demás estancias.

Para conseguir una iluminación funcional para un cuarto de baño pequeño a la vez que decorativa, se necesitan distintos tipos de luces. En la zona del lavabo deberemos instalar una iluminación más potente y focal mediante apliques o un espejo con luz integrada. En el techo tendremos que instalar diferentes puntos de luz para proporcionar luz general. Y si queremos dar un toque acogedor y relajante, es fundamental instalar iluminación perimetral en la zona de la ducha, recorriendo las paredes o tras el mueble del lavabo.

  1. Espacio de almacenaje 

El espacio para el almacenaje de objetos clasificados y ordenados es algo que debe estar perfectamente planificado en un cuarto de baño pequeño. Por este motivo, para elegir los muebles correctos deberemos tener en cuenta el espacio de almacenamiento que necesitamos. Para acertar hay que elegir algunas de las opciones disponibles en el mercado o bien encargar muebles a medida que siempre aprovecharán mejor el espacio.

  1. Muebles y sanitarios suspendidos

Un factor que aligera mucho visualmente el diseño de un cuarto de baño pequeño es utilizar muebles y sanitarios suspendidos, es decir, elevados del suelo. De esta forma no solo visualmente son más ligeros y mejoramos la estética del baño, sino que también facilitamos la limpieza y la higiene

  1. Una buena ventilación

El cuarto de baño es uno de los espacios de la vivienda donde la ventilación se hace más imprescindible por la concentración de la humedad y de malos olores. Sobre todo, en un cuarto de baño pequeño y sin ventanas es importante instalar un sistema de ventilación que haga circular el aire. Normalmente estos ventiladores o extractores se sincronizan con el interruptor de la luz.

  1. Estética coherente y armónica

Para la decoración de un baño existen infinidad de combinaciones y estilos, pero hay que prestar especial atención a este aspecto en los cuartos de baño pequeños, en los que es muy útil utilizar tonos más claros ya que aportan amplitud, armonía y luminosidad. 

  1. Instalación de radiadores toalleros para ahorrar espacio

Una de las mejores formas de ahorrar espacio en un cuarto de baño pequeño es instalar radiadores toalleros que cumplen una doble función. Hay que tener en cuenta que los cromados suelen calentar menos que los blancos y que los eléctricos a largo plazo salen mucho más caros que los de agua caliente.

  1. Añade la ducha a tu cuarto de baño

El uso del plato de ducha en lugar de la bañera es imprescindible en un cuarto de baño pequeño, debido a su mayor comodidad de uso, a su mejor accesibilidad, a que ocupa menos espacio y a que permite ahorrar en el consumo de agua. En la actualidad existen un sinfín de modelos y estilos de platos de ducha, de diferentes materiales, diseños, formas, acabados y colores. Antes de decantarnos por un determinado plato de ducha u otro debemos tener en cuenta cuál es nuestra necesidad principal que nos empuja a instalarlo. En nuestro caso es sacar mayor partido a espacios reducidos.

Los platos de ducha de cerámica y porcelana son los que más amplitud visual ofrecen por su brillo y por su color blanco.

  1. Instalación de una mampara

Es importante que elijamos una mampara para la ducha que sea ligera visualmente, transparente y con poco marco. De esta manera conseguiremos dar amplitud al baño. 

  1. El espejo

Los espejos son una de las mejores soluciones para conseguir que un baño sea menos agobiante y hacerlo visualmente más grande. Deben elegirse con cuidado, atendiendo al tamaño del baño, la iluminación y, a la altura de quien lo vaya a utilizar. Poner un espejo ocupando todo el ancho de una de las paredes, no solo no resulta caro, sino que nos vendrá bien para ganar en sensación de amplitud y luminosidad.

 

Ideas de decoración para cuartos de baño pequeños

Existen diversos trucos y consejos que podemos llevar a cabo para conseguir sacar partido de cuartos de baño pequeños. Veamos a continuación algunos de los más importantes:

  • Optar por diseños ligeros. Cuanto más suelo se vea, más sensación de amplitud tendremos. 
  • Instalar muebles versátiles como extensibles, plegables y apilables.
  • Armarios y puertas blancas y lisas sin relieves. De esta forma se eliminan las referencias de escala. Si los armarios y puertas son blancos se consigue engañar al ojo humano y los espacios parecen más amplios.
  • Instalar puertas correderas. En lugar de puertas que se abren hacia dentro y que restan espacio al cuarto de baño.
  • Evitar las cornisas. Suelen recargar el espacio y hacer que los techos parezcan mucho más bajos. 
  • Instalar suelos continuos. Tener diferentes tipos de suelo en las diferentes estancias de la casa hace que ésta parezca más pequeña. En la actualidad existen tratamientos para los pavimentos laminados que permiten colocarlos en el cuarto baño. Un suelo continuo en toda la vivienda consigue dar una sensación de que la superficie es mucho mayor.
  • Eliminar cortinas y alfombrillas. Las cortinas en la ducha aportan volumen y cargan la estancia. Con las alfombrillas ocurre lo mismo. Un suelo libre, sin texturas o colores que limiten espacios genera una sensación de mayor continuidad y amplitud.

En la actualidad existen infinitas opciones para conseguir que un diseño de cuarto de baño pequeño sea un espacio muy aprovechado y que visualmente parezca más grande. En estas estancias es de vital importancia que se disponga de elementos que permitan mantener el orden y de elementos que visualmente sean ligeros y luminosos. Desde Gilmar te animamos a hacer la reforma en tu baño y te ofrecemos nuestro equipo de profesionales para que te ayuden y te acompañen durante todo el proceso.