Si hacemos una radiografía actual del teletrabajo nos invita a pensar en un escenario híbrido a corto y medio plazo. Un diseño en el que cohabiten el clásico trabajo en la oficina y el trabajo a distancia. Muchas empresas ya apuestan por modelos de tres días en oficina y dos en casa, lo que está generando nuevos impactos y realidades en las empresas y en los hogares.

Con la pandemia, el teletrabajo alcanzó unas cuotas de implantación inimaginables hace apenas unos años. Un fenómeno social, obligado por las circunstancias, que nos ha pillado desprevenidos a casi todos. Eran residuales los sectores y las profesiones donde ya se desarrollaba con normalidad el teletrabajo en 2018, pero en la mayoría de las empresas apenas se contemplaba.

test alt text

La llamada nueva realidad plantea incertidumbres, pero casi todos los analistas coinciden en que el teletrabajo va a seguir marcando tendencia en el mundo laboral. Ante esta situación y con una mirada crítica es importante abrir los ojos y nuestra mente a lo que algunos especialistas denominan “flexibilidad inflexible”.

¿Cómo debe ser el nuevo espacio de trabajo, para que se consigan unos mejores hitos y una mayor calidad de vida?

El entorno adecuado para el teletrabajo

Durante los últimos meses de 2020 y 2021 los expertos en relaciones laborales han diseñado el despacho ideal para los teletrabajadores. Es muy importante huir de los llamados “zulos” o “peceras” para construir un puesto donde la luz natural sea la protagonista. Hay que orientar el escritorio hacia una ventana, que permita trabajar con luz solar. De este modo se incrementa el aporte de vitamina D para nuestro cuerpo y además se eleva la motivación de los trabajadores.

Otra forma de conectarse con la naturaleza consiste en tener una o dos plantas de interior en la mesa de trabajo. Existen variedades que apenas requieren cuidados y mantenimiento como la Sansevieria también conocida como “espada de San Jorge” o “lengua de suegra”, que darán ese toque de color y de vida a tu espacio.

Algo de ejercicio físico y sobre todo ser muy riguroso con los horarios (comidas, sueño, higiene, familia), son otros dos pilares sobre los que los expertos recomiendan asentar la realización de nuestro trabajo. Todo para convertir la casa en una oficina de trabajo cómoda.

test alt text

“Quien tiene un jardín, tiene un tesoro”

En estos dos últimos años la metamorfosis social provocada por el COVID-19 ha impulsado la demanda de viviendas con más espacios naturales, jardín o terraza. El sacrificio de metros cuadrados en un piso a cambio de una ubicación más céntrica ha dejado paso a una nueva tendencia, donde en la búsqueda de pisos creció la valoración de las viviendas con un pequeño espacio o terreno al aire libre que permitan llevar mejor las recomendaciones de distancia social.

Al abrigo de esta situación varias empresas han intentado dar respuestas llamativas y sorprendentes a la hora de diseñar el puesto de trabajo perfecto. Entre las opciones más atractivas está la posibilidad de acondicionar una caseta de jardín y cubrir todos los requerimientos técnicos y de confort del profesional. De esta manera se logra disfrutar de la naturaleza en su máxima expresión.

test alt text

En busca de la mejor oficina del mundo

El objetivo de lograr mejores resultados en el trabajo se consigue elevando el nivel de confort del nuevo puesto. Si ya estamos decididos a trasladar nuestro puesto al jardín debemos asegurarnos de que la luz natural sea protagonista y multiplicar la comodidad a la hora de seleccionar mesas y sillas.

De poco o nada servirá nuestra mudanza si en el nuevo puesto hace mucho frío, hay humedad o si no contamos con las facilidades de nuestro antiguo despacho. No merece la pena el esfuerzo si no se consideran las temperaturas medias de los doce meses del año, la incidencia del sol en los días más largos del verano o si la cobertura móvil o del WiFi se ve afectada por el cambio de ubicación.

Si apostamos por una nueva oficina en el jardín de nuestra casa, existen alternativas muy variadas, donde la orientación, dimensiones y presupuesto condicionarán nuestra elección.

test alt text

Para que nuestro sueño de contar con la mejor oficina del mundo no se vuelva en una pesadilla debemos trabajar en el diseño y la disposición de todos los elementos necesarios para que no echemos de menos el puesto antiguo. La opción de una caseta de jardín para conectar y desconectar con la naturaleza desde nuestro puesto de trabajo es una posibilidad, que ofrece interesantes alternativas en el mercado.

¡Descubre la mejor selección de casas con jardín de tu ciudad y móntate la oficina perfecta! Serás la envidia de tus compañeros.