La compra de un piso es una de las operaciones más ilusionantes e importantes de una persona a lo largo de su vida. Todo tiene que estar medido y hasta los pequeños detalles se convierten en trascendentales.

Hay algunos consejos básicos que deben ser de obligatorio cumplimiento para no tener problemas como ajustar bien el presupuesto, fijar unas prioridades y preferencias, encontrar un modelo de hipoteca que se ajuste a nuestro perfil y dejar todo bien atado a la hora de la compra.

No obstante, vamos a detallarte los pasos para comprar un piso que debes seguir para conseguir un resultado exitoso. Te recordamos que no tienes que emprender este apasionante viaje por ti solo. Nuestros asesores inmobiliarios te pueden ayudar con cualquier gestión que necesites durante la compra, venta o alquiler de inmuebles.

Paso 1 para comprar un piso: Preparativos iniciales

Una vez que ya has decidido comprar un piso, el primer paso es analizar de forma pormenorizada cuál es tu situación económica para dilucidar con qué recursos cuentas para la adquisición de un inmueble. 

Evaluar tu situación financiera

Calcula cuánto puedes pagar por un piso teniendo en cuenta tus ingresos, ahorros y deudas existentes. Además, hay que considerar gastos adicionales que incluyen costos de notaría, impuestos, gastos de comunidad, reformas, etc.

Definir tus necesidades y preferencias

Una vez que hayas definido el presupuesto que tienes para esta operación es cuando debes definir tus necesidades y preferencias en tu búsqueda. En este punto en ocasiones se produce uno de los mayores errores en todo este proceso de compra de una vivienda, cuando el comprador no valora bien sus necesidades con el peligro de quedarse corto o pasarse en las características de la vivienda que adquiere, como son su ubicación, tamaño, número de habitaciones o la cantidad de servicios cercanos.

Paso 2 para comprar un piso: Búsqueda del piso ideal

Un buen trabajo de campo es clave para poder encontrar viviendas que se ajusten al perfil que buscamos. La oferta suele ser amplia, por lo que es muy importante hacer los filtros adecuados.

Herramientas de búsqueda

Para llevar a cabo esa búsqueda de la casa ideal lo más recomendable es hacerlo a través de páginas web, aplicaciones y agencias inmobiliarias que puedan ayudarte a encontrar opciones.

Inspeccionar propiedades

No hay que dejarse llevar por las fotos o vídeos de los pisos en los que estamos interesados. Programa visitas para ver las propiedades en persona y evaluar su estado. Este es el único camino para asegurarse de verdad que el inmueble cumple con los criterios de búsqueda que estamos aplicando.

Paso 3 para comprar un piso: Financiamiento y opciones hipotecarias

En esta fase del proceso lo más adecuado es contactar con varios bancos. Consulta con diferentes entidades bancarias para conocer las condiciones y tipos de interés.

Debes tener en cuenta que necesitarás documentos como comprobantes de ingresos, declaraciones de impuestos y extractos bancarios.

El objetivo en esta fase es acabar teniendo una idea clara de cuánto puedes financiar.

Tipos de hipotecas

Aunque hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de hablar de hipotecas como el tipo de cuota, la tipología del inmueble o el público objetivo al que van dirigidas, el tipo de interés es el criterio más utilizado para clasificarlas. El tipo de interés de una hipoteca puede permanecer fijo o variable dependiendo de la modalidad y el perfil de cada cliente. También pueden unirse las ventajas de cada tipo de hipoteca para crear un tipo mixto.

Paso 4 para comprar un piso: Negociación y cierre de la compra

Una vez que ya nos hemos decidido por un inmueble en concreto llega la hora de negociar con el propietario un precio justo y cerrar la operación. Hay que negociar el montante final de la operación con el vendedor y hacer una oferta formal, que puede ser verbal al principio, pero luego se formaliza por escrito.

Negociar el precio

No puedes olvidar que a menudo los vendedores colocan un precio muy alto para luego ir ajustándolo, de acuerdo con las ofertas que se presenten. Un punto de arranque en la discusión de precios con un particular puede ser una tasación del inmueble, que igual va a ser necesario para el préstamo hipotecario

Saber por qué se está vendiendo una propiedad puede ser de utilidad para el comprador. Si el vendedor necesita vender con cierta urgencia, es probable que esté más abierto a rebajar el valor de la vivienda y aceptar la oferta del comprador.

Contrato de arras

Es un acuerdo privado entre un comprador y un vendedor para formalizar un compromiso previo de adquisición de un bien o un inmueble. Este documento reserva la propiedad para ti y generalmente implica un pago del 10% del precio de venta. Hay que leer detenidamente. Asegúrate de entender todas las cláusulas antes de firmar.

Asesoramiento

Al llegar a este tipo de fases ya te habrás percatado de que son muchos detalles y los conocimientos que hay que tener, por lo que el consejo de tener una asesoría profesional en este proceso con una inmobiliaria es clave. 

En GILMAR ofrecemos asesoramiento inmobiliario profesional y las soluciones para cualquier problema o necesidad que tengas; antes, durante y después de la compra de tu vivienda. Reformas, mudanzas, certificado energético, interiorismo y decoración, seguridad… Olvídate de multitud de problemas y déjalos en nuestras manos.

Paso 5 para comprar un piso: Trámites legales y administrativos

Debes elegir el notario que prefieras y preparar la documentación. Necesitarás tu DNI, contrato de arras y comprobante de pago de impuestos, entre otros documentos. El paso de firmar ante notario implica que se transfiere oficialmente la propiedad a tu nombre.

Una vez firmada la escritura, debes inscribir la propiedad en el Registro de la Propiedad. Además, tendrás que pagar impuestos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) o el IVA, dependiendo si es una vivienda nueva o usada.

Paso 6 para comprar un piso: Consejos finales y recomendaciones

Hay un consejo clave en la fase final de este proceso de comprar una vivienda y que a veces se pasa por alto. Se trata de la inspección final antes de cerrar la operación, algo que evita sorpresas de última hora. 

Hay que asegurarse de cambiar la titularidad de los servicios de agua, electricidad, gas, etc. También hay que informarse en la comunidad de vecinos sobre las normas y cuotas de la comunidad. Por último, planifica bien la mudanza. Contrata una empresa de mudanzas si es necesario y organiza el traslado de tus pertenencias. Recuerda que si compras un piso con GILMAR podrás contar con nuestros servicios de posventa, los cuáles cubren todo lo relacionado con el proceso de la mudanza.

Después de todo esto, ya solo te quedará disfrutar de tu nueva vivienda.