Seguridad, confianza, tranquilidad, evitar sustos, tiempo, selección de inquilinos… Todas estas ideas se aglutinan en un concepto más amplio como es el de alquilar mi piso por inmobiliaria.

Hay determinados sectores, como es el inmobiliario, donde es mejor recorrer el camino de la mano de profesionales que conocen el terreno y saben donde pisar y donde no. Asumir determinadas gestiones o procesos puede suponer un suplicio si no se cuenta con los conocimientos, la experiencia y la información necesaria. 

En GILMAR te ofrecemos todo el asesoramiento que necesitarás para alquilar tu inmueble con total seguridad y tranquilidad. Además, hemos preparado esta sencilla guía con los principales consejos y recomendaciones que debes tener en cuenta durante el proceso.

¿Por qué alquilar tu piso a través de una inmobiliaria?

Alquilar tu piso a través de una inmobiliaria puede ser una excelente opción para facilitar el proceso y asegurarte de encontrar inquilinos adecuados.

Ventajas de alquilar con una inmobiliaria

Dentro de las ventajas de alquilar tu casa con una inmobiliaria destaca la del factor apoyo. El proceso de alquiler puede ser muy complejo, los técnicos inmobiliarios pueden ayudarte a tomar decisiones que serán importantes de cara al alquiler. 

Otra de las ventajas de alquilar con inmobiliaria es que el propietario no tiene que gestionar gran parte de los trámites que implica el alquiler. El servicio de la inmobiliaria se encarga de asesorarte durante el proceso previo. 

Además, fijar un buen precio es clave en este tipo de operaciones y quién mejor que una inmobiliaria para conocer el mercado.

Desventajas de alquilar un piso con una inmobiliaria

La principal desventaja que a todo el mundo se le viene a la cabeza cuando piensa en la inmobiliaria es en la comisión por el servicio, pero es una realidad que ese pago está más que amortizado por todas las preocupaciones y problemas que desaparecen de la vida del propietario en cuanto un profesional inmobiliario entre en juego.

Además, como en todos los sectores, hay que apostar por entidades de calidad y con un prestigio contrastado, como es el caso de GILMAR en el ámbito inmobiliario español.

Pasos para alquilar tu piso con una inmobiliaria

El primer paso clave para el buen funcionamiento del proceso es elegir una inmobiliaria adecuada para este tipo de operaciones. Opta por una con buena reputación y experiencia en el mercado de alquileres. Habla con los agentes inmobiliarios para conocer su enfoque, experiencia y cómo planean promocionar tu propiedad.

1.  Preparación del inmueble para el alquiler

En este apartado hay que tener muy en cuenta tres aspectos claves:

  • Realiza reparaciones necesarias. Asegúrate de que el piso esté en buenas condiciones. Repara cualquier desperfecto y considera pintar o hacer pequeñas mejoras para aumentar su atractivo.
  • Limpieza profunda. Una limpieza a fondo hará que el piso luzca mejor en las fotos y durante las visitas.
  • Amueblado y decoración. Decide si vas a alquilar el piso amueblado o sin muebles. Una casa bien decorada puede ser más atractiva, pero también implica más responsabilidad en cuanto al mantenimiento de los muebles.

2.  Documentación necesaria

Hay que asegurarse de tener todos los documentos necesarios para alquilar un piso, como la escritura de propiedad, el certificado energético y cualquier otro requisito legal. También es determinante tener un contrato de arrendamiento muy bien estructurado. El contrato de alquiler debe incluir todas las cláusulas importantes como el monto del alquiler, la duración del contrato, las responsabilidades del inquilino y del propietario, y las condiciones para la terminación del contrato.

Selección de la inmobiliaria adecuada para alquilar tu piso

Elegir la inmobiliaria adecuada para alquilar el piso se puede deber a varios factores, pero hay uno que llama la atención por encima del resto y es la seguridad y la confianza que te transmitan sus profesionales.

Factores a considerar en la elección de la inmobiliaria

Puntos a considerar para asegurarte de que estás escogiendo la inmobiliaria adecuada:

  • Servicio integral. Hay que cerciorarse de que la inmobiliaria ofrezca servicios que incluyan la gestión de todo el proceso de alquiler (promoción, gestión de pagos, solvencia del arrendatario…).
  • Reputación. Investiga la trayectoria del negocio antes de tomar una decisión.
  • Atención al cliente de calidad. La inmobiliaria tiene que ser capaz de responder a tus preguntas de forma rápida y eficiente.
  • Comisión. Cada agencia cobra al arrendador de la vivienda la comisión que considera oportuna.

Consejos adicionales para el alquiler de un piso

No todo acaba cuando se consigue alquilar tu piso a un inquilino. Hay que mantener un seguimiento periódico con la inmobiliaria para estar al tanto de cualquier problema o situación que pueda surgir durante el periodo de alquiler.

Es aconsejable programar inspecciones regulares (cada seis meses o un año) para asegurarte de que el piso se mantiene en buen estado. Al finalizar el contrato de arrendamiento, revisa si es necesario hacer ajustes en el precio o en las condiciones antes de renovarlo o buscar nuevos inquilinos.

Tras leer esta guía de consejos y si cumples sus recomendaciones tienes muchas más probabilidades de no tener ningún problema a la hora de alquilar tu piso. Además, con los servicios de asesoramiento inmobiliario de GILMAR, podrás estar tranquilo durante todo el proceso, sabiendo que tienes profesionales especializados acompañándote en cada paso.